Nuevas formas de Comunicación Institucional

Nuevas formas de Comunicación Institucional

Durante la mañana del pasado domingo tuve la ocasión de participar en una tweet-entrevista a Guillermo Fernández Vara, Presidente de la Junta de Extremadura, organizada por el Consejo de la Juventud de esa región. Se trata de la octava acción de este tipo organizada por el CJEx, tras otras realizadas a Pablo Simón, del colectivo Politikon, por ejemplo.

Expliquemos primero qué es esto:

  • Es Vara frente a los y las jóvenes que deciden preguntarle algo en 140 caracteres, acompañando su pregunta con el hastag #CJExGFVara.
  • Las preguntas no están preparadas por el Consejo de la Juventud de Extremadura, aunque tratándose del Presidente de la Junta que pertenece a un partido con tanto arraigo y tantas bases como el Partido Socialista, es posible que desde el propio partido hubiese algún tipo de indicación.
  • Si bien las preguntas de los usuarios no están preparadas por el CJEx, sí es cierto que el CJEx lanza de cuando en cuando alguna pregunta, como forma de dinamizar posibles silencios y por las preocupaciones propias de la institución.
  • Por tanto, esto es una forma de auditoría pública de la Presidencia ante los y las jóvenes extremeños (evidentemente, aquellos con cuenta en Twitter, disponibles un domingo a las 12:00 de la mañana, con interés por la política y con ganas de plantear alguna pregunta). Representa, pues, una nueva forma de comunicación institucional.

Algunos datos de contexto:

El cariz de las preguntas, analizadas tras la entrevista, es bastante más propositivo de lo que podría parecer a priori. Se propone, se pregunta de forma sincera y, salvo contadas ocasiones, sin ninguna falta de respeto hacia el Presidente.

Respecto a las respuestas, para estar condensadas en 140 caracteres, incluyen bastante receptividad, alusión a iniciativas concretas o peticiones de información del Presidente a los usuarios.

No estaría de más que más instituciones se sumasen a estas iniciativas, de comunicación directa con la ciudadanía, más allá de tener abiertas las puertas de sus despachos a quien pida cita de forma reglada (que me consta que en la Junta de Extremadura es así). Son nuevas formas de comunicar, nuevas formas de acercarse a la ciudadanía, yendo a sus espacios, no solamente esperando a que vengan a los tuyos. Y seguramente mejorarán tanto respuestas como preguntas. Nadie nace sabiendo y ninguno de nosotros y nosotras nació sabiendo preguntar al Presidente de la Junta de Extremadura.

Otras iniciativas interesantes:

Anuncios

Campaña y redes sociales

Muchos de nosotros estamos permanentemente conectados con el mundo mediante un smartphone, por lo que no perdemos de vista redes sociales y medios de comunicación mientras vamos en metro, autobús o caminando, puesto que un fenómeno que merecería entrada aparte es que tal vez a muchos de nosotros (entre quienes me incluyo) se nos ha “olvidado” estar solos. Sin embargo, tomar como palabra de Ley las tendencias de Twitter o los hastags para hacer de ahí una tendencia de la opinión general de la ciudadanía es, a mi juicio, exagerado. 

Y es que las empresas y, por extensión, las instituciones utilizan trucos y técnicas para “cocinar” un trending topic, por lo que siempre cabe preguntarse si esa palabra o esa frase más pronunciada en la red no será fruto de la perversa mente de un publicista o un community manager. 

Además, las estadísticas de acceso a redes sociales como Tuenti, Twitter o Facebook, a pesar de ser las más utilizadas, responden a un perfil de usuario concreto cada una de ellas y no tienen tantos usuarios como pudiera pensarse y es conveniente tener presente quiénes están y dónde (a modo de ejemplo, más del 70% de tuiteros está en Madrid y Barcelona).

Por ello, una campaña electoral en redes sociales ha de ser el complemento a una campaña en redes “tradicionales”. Soy consciente de que las redes sociales están de moda y seguramente su crecimiento e influencia va in crescendo puesto que incluso la televisión ha empezado a ocupar sus contenidos basándose en lo sucedido en ellas, pero esta importancia es necesario relativizarla y hacer un estudio más profundo de la realidad de cada territorio antes de hacer un desembarco en ellas con la intención de ganar unas elecciones. 

Lo que hemos de hacer antes de empezar sería analizar el perfil de los votantes a los que hemos de llegar, estudiar sus características objetivas (edad, sexo o nivel de formación) para determinar en qué redes sociales pueden encontrarse activos o si, por el contrario, no nos merece la pena hacer una fuerte inversión en la red puesto que nuestro target no está en esos medios. 

Imagen

Y es que investigar en política lo es casi todo. Investigar dónde están, quiénes están, cómo están nuestros votantes es una labor imprescindible e irrenunciable que hemos de realizar si queremos ser efectivos y dar pocos golpes en el clavo adecuado para hacer llegar nuestros mensajes de la forma más precisa posible.