Pactocracia

Mañana, por fin, empieza todo. Mañana empieza en el Congreso sesión de investidura, lo que quiere decir que mañana empiezan a correr los tiempos constitucionales para investir Presidente. Sí, hasta ahora no habían empezado. El artículo 99.4 de la Constitución establece dos meses desde la primera sesión de investidura para repetir las elecciones si nadie hubiese conseguido alcanzar la Presidencia. Así, si todo sale mal para Pedro Sánchez ahora o para un segundo candidato que lo intentase después (esa es la idea que va deslizando Rajoy con el famoso Gran Pacto), tendríamos elecciones en junio.

Hasta aquí, nada nuevo.

Lo nuevo viene ahora. Lo nuevo está pasando, de hecho. Esta legislatura va a ser, por necesidad, la de los pactos y las negociaciones. La de las renuncias y la de las declaraciones altisonantes para justificar esas renuncias. En la previa a la sesión de investidura, tanto Íñigo Errejón, de Podemos, como Alberto Garzón, de IU-UP, han manifestado pretensiones de volver a la negociación con el Partido Socialista, eso sí, una vez haya fracasado el primer intento de Pedro Sánchez. Seguramente se pueda interpretar como un “sí, pero primero no”. Si van a volver a la negociación con el Partido Socialista una vez que este ha firmado y sus bases refrendado un acuerdo con Ciudadanos, ¿qué evita que lo hagan esta tarde? ¿Qué cambia de esta tarde al jueves? Que Pedro Sánchez y el PSOE, junto a sus ya socios Ciudadanos y Coalición Canaria, habrán sufrido un “NO” mayoritario. Habrán escuchado a Pablo Iglesias repetir en sede parlamentaria lo de la mano tendida hacia un gobierno de progreso, lo de la elección de los dos caminos por la izquierda y por la derecha, obviando que sin PNV (que no es una fuerza de izquierda precisamente) o sin los independentistas catalanes de derechas (DyL) o de izquierdas (ERC) o sin la izquierda abertzale (Bildu), tampoco salen los números. Obviando un tercer camino posible de generar un Gobierno estable alternativo al Partido Popular: sumar con Ciudadanos en un acuerdo programático de todos, donde todos estén representados. Pero toda esta liturgia de noes y reproches es necesaria para justificar volver a la mesa sin perder legitimidad. No lo duden, al final de este camino hay un precipicio llamado elecciones y como en el “juego de la gallina” ganará el último que frene, pero todos frenarán antes del precipicio.

Efectivamente esto es nuevo. Pero es lo que siempre hemos pedido. Es la representatividad por encima de la gobernabilidad. La necesidad de acordar cada Ley. Es el Legislativo guiando al Ejecutivo. Y es justo lo que hemos de aprender, también como sociedad. Que pactar, que acordar, significa ceder en nuestros postulados máximos. Que no sirve de mucho pedir acuerdo si luego se reprocha ese mismo acuerdo o a quienes lo secundan.

Siempre huyo de ser oráculo de nada, porque suelo equivocarme, pero creo firmemente en las matemáticas. Si mañana empieza esta legislatura y finalmente tenemos Gobierno, olvídense de decretos-ley. Olvídense de iniciativas gubernamentales o de los partidos que sostengan al Gobierno que salen tal cual las pensaron en el Consejo de Ministros. Olvídense, incluso, de que todas las iniciativas de ese Gobierno se conviertan en ley finalmente. Y prepárense para aquello de los extraños compañeros de cama que hace la política. Para acuerdos y coincidencias PP-PSOE (quizá contra el referéndum en Cataluña), PP-Ciudadanos (quizá a favor de medidas económicas concretas), PSOE-Podemos (quizá en iniciativas sociales) o PP-Podemos (mismamente en el rechazo inicial a Pedro Sánchez), en el impulso o en el freno de iniciativas parlamentarias. Hemos votado la pactocracia.

Recomiendo:

Os recuerdo que podéis seguir votando hasta el 15 de marzo para que este blog sea “Blog Político del Año” en los Victory Awards. Sólo es necesario un “Me Gusta” en este enlace:

Nominación Victory Awards

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s