Democracia interna y cultura política

Hoy (ayer por la noche) empezó el plazo para votar online en la consulta que el Partido Socialista ha planteado a su militancia para refrendar o no el acuerdo que se suscribió esta semana con Ciudadanos.

Quejas por parte de la militancia las hay de todo tipo. Desde quienes se plantean si la pregunta es demasiado ambigua hasta quienes abiertamente muestran su desencuentro con un acuerdo que consideran insuficiente, inacabado y escorado a la derecha, pasando por supuesto por fervientes defensores de todos y cada uno de los puntos. Voy a intentar centrarme en aspectos técnicos de la consulta, aunque evidentemente hay una parte de opinión que, como tal, es más que discutible.

  • La consulta se realiza mediante proceso online durante hoy y mañana y presencialmente en las agrupaciones mañana durante todo el día.
  • Para votar online ha habido un plazo de aproximadamente una semana para darse de alta en la plataforma. Inscribirse en el voto online excluye de votar presencialmente. La necesidad de inscripción para poder votar suele ser un freno a la participación, pero es imprescindible para garantizar la limpieza.
  • La maldita brecha digital: no todo el mundo accede a Internet o se maneja más allá de Facebook. En todo caso, el sábado están abiertas las agrupaciones para el voto presencial.
  • La plataforma en la que hubo que darse de alta dio algún problema, seguramente por el tráfico que soportó al abrirse el plazo.
  • La pregunta es suficientemente abierta como para que resulte un “Sí” de manual: “El PSOE ha alcanzado y propuesto acuerdos con distintas fuerzas políticas para apoyar la investidura de Pedro Sánchez a la presidencia del Gobierno. ¿Respaldas estos acuerdos para conformar un gobierno progresista y reformista?”. Analizando, no cita a Ciudadanos, sino a “distintas fuerzas políticas”, pero piensen que Coalición Canaria también suma a ese acuerdo. Además, no cierra la puerta a otros acuerdos que se cierren con fuerzas políticas a la izquierda del PSOE en los próximos tiempos. Porque esto no acaba el martes próximo.
  • El PSOE se la juega en el sí, en el no y en la participación.
    • Un nivel bajo de participación, si bien no deslegitima la consulta, sí desvirtúa a su militancia. Y tendrá que estar preparado para gestionar la crisis de comunicación que viene pase lo que pase.
    • : Prepárense a escuchar los clásicos PPSOE en diferido, mini-gran Coalición y gobierno del IBEX. El relato del PSOE debe seguir siendo el de continuar con la mano tendida a Podemos y a las fuerzas de izquierda para conseguir un acuerdo más amplio en el que también Podemos y demás se vean representados. De todas formas, sin ellos el Gobierno no es matemáticamente posible.
    • NO: Crisis (y gorda) del liderazgo de Pedro Sánchez, que tendrá que enmendar la plana a su militancia (la consulta no es vinculante) o dar por cancelado el mismo. Rajoy debe estar relamiéndose al pensar en cualquiera de estas situaciones.
  • En cualquier caso, las garantías para evitar duplicidades de voto, identidades falsas o topos son suficientes. Abrir este proceso de consulta a la militancia es un proceso de asamblearización de un partido centenario, cuya historia y estructura por ahora chocan con el asamblearismo a partir del primer nivel de Ejecutiva. Conozco el Partido Socialista relativamente bien y una profundización en sus órganos de control es interesante, especialmente si mantiene la fórmula de un militante, un voto para elegir a su líder.
  • Aun con todo, este paso, esta consulta, al igual que las primarias de julio de 2014, son un paso adelante que hace irreversible una nueva forma de hacer política, más horizontal, más participativa y que hemos de ir perfeccionando sin prisa, pero sin pausa.

Por último, me permito la licencia de contar cómo vivo yo -de quien mejor puedo hablar- este proceso. He leído el acuerdo, entendiendo el momento, sopesando la situación y sus consecuencias. Y he votado sí. Pero ni se me pasa por la cabeza criticar o juzgar a quien ha votado distinto a mi. Sé de personas que, haciendo el mismo ejercicio que yo de leer entendiendo el momento y sopesando situación y consecuencias, han votado no. Eso es el Partido Socialista y eso deben ser estos procesos internos. Sin reproches y sin malas caras. Y mañana a remar en la misma dirección. Eso es también cultura política. De militante.

Recomiendo leer:

Y os recuerdo que podéis seguir votando este blog como “Blog Político del Año” en los Victory Awards. Sólo es necesario un “Me Gusta” en este enlace:

Nominación Victory Awards

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s