Cataluña. Diálogo o ruptura.

Hace algún tiempo escribí en este mismo sitio que sólo comprendía que Artur Mas se pasase al independentismo en un marco de cambio de cleavage de comunicación política, pasar de la economía a la identidad territorial como motivo en Cataluña. Y lo sigo pensando (aunque reconozco que seguramente me quedé corto y también tenía que ver con el caso de los Pujol).

Ha coincidido en el tiempo con un Gobierno que en lugar de sentarse a hablar ha preferido la estarse quieto, no hacer nada, dejar que caiga como fruta madura -el modus operandi de Rajoy- y que cuando ha hablado ha sido una fábrica de independentistas. Como la historia más o menos ya la sabemos, no la repetiré: elecciones en 2012, referéndum en 2014 y elecciones en 2015 planteadas en modo plebiscitario.

Resulta que han perdido en votos aun sumados a la CUP (algo que debería ser definitorio si hablamos de plebiscito), pero, cosas del sistema electoral, tienen la mayoría en escaños. Vista la declaración planteada por la CUP ayer en el Parlament, ¿puede empezar el proceso hacia la independencia?

  • En un plebiscito, perder en votos 49-51 ya es una derrota suficiente.
  • Si hablamos de unas elecciones representativas “tradicionales”, no creo que la legitimidad para declarar algo como la independencia se consiga con una mayoría absoluta normal en escaños.
  • No se pueden cambiar las reglas del juego a mitad del partido: o es un referéndum plebiscitario o es una elección representativa.
  • Sería un error, creo, recurrir al artículo 155 de la CE antes de sentarse a negociar. Visualizaría a Mas como el mártir de la causa catalana, otra fábrica de independentistas.
  • La inestabilidad política que causaría algo como retirar la autonomía a una región mandaría a los inversores internacionales un mensaje equivocado.

Hace falta voluntad política de resolución del conflicto y de la fractura social que hay abierta en la sociedad catalana. Probablemente otro gobierno central dispuesto a reconocer que existe un problema (casi la mitad de la población catalana dice que no quiere ser española) y capaz de poner en la mesa propuestas de negociación contribuyese a curar esa fractura. Pero es urgente.

También os recomiendo leer esto:

“La estrategia del calamar”. Juan Carlos Rodríguez Ibarra.

http://blog.rodriguezibarra.es/ultimos-articulos-prensa/la-estrategia-del-calamar/

“Desconexión democrática”. Francisco Caamaño.

http://epreader.elperiodico.com/APPS_GetSharedNews.aspx?pro_id=00000000-0000-0000-0000-000000000001&fecha=29%2F10%2F2015&idioma=0&doc_id=e7e4a418-90bb-45ae-a706-7665c6c6b91a&index=no

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s