Ejemplo de discurso

Uno de los servicios que ofrecemos es el de redacción de discursos.

Un buen discurso ha de tocar el alma de quien lo escucha, ha de poner el dedo en la yaga con palabras escogidas, seleccionadas y que hilvanen metáforas y relatos para llegar a la sensibilidad de quien lo escucha.

Pero todo esto debe ser el hilo conductor de lo que queremos decir. Por bueno que sea el relato, si el mensaje no lo es, aunque llegue, no servirá de mucho. En este sentido, hemos de argumentar bien, recurrir a las cifras necesarias, sin exceso de números que hagan al oyente perderse en cifras que en su cabeza sonarán inconexas, en definitiva, decir lo que se quiere decir para que se ponga a funcionar la máquina de pensar de quienes nos escuchan.

Es difícil, pero cuando se consigue es digno de escuchar. Este ejemplo dura 40 minutos, pero merece la pena y, si decidís verlo, os enganchará sin duda hasta el final. Es Ada Colau, representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, en el Congreso de los Diputados, en su Comisión de Economía y Hacienda.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s